Menu

COLUMNA DE OPINION: OPTIMISTAS, PERO NO CONFORMES

Por Carlos Stange Bravo

Presidente Cámara de Comercio, Industria y Turismo de Puerto Montt

(Publicada el Domingo 29 de Abril en el Diario El Llanquihue)


cARLOS-sTANGEEsta semana, difundimos los resultados de la XVII Encuesta de Victimización, desarrollada por la Cámara Nacional de Comercio, que nos entrega una "fotografía" de cómo la delincuencia afecta a los locales de los barrios comerciales.

Los números nos llevan a estar optimistas en la materia: Puerto Montt aparece como la ciudad más segura para el desarrollo del comercio en el país, con un 42,4% de victimización; resultado que está ocho puntos porcentuales por debajo del registrado hace un año, y un 16,9% menor al promedio nacional (59,3%). Sin embargo, no estamos conformes.

No estamos conformes con que el 40,4% de los comerciantes víctimas de delitos, perciban que el lugar en que está emplazado su negocio es poco o nada seguro. No estamos conformes con que el 49,5% de las víctimas manifieste que la violencia cuando atacan los delincuentes es mayor que hace un año; y menos que el 48% de ellos diga que los delitos bajan la moral de sus colaboradores.

No estamos conformes con que el 14,2 % de los emprendedores víctimas de delitos haya sufrido ataques en más de una ocasión. Y menos con que un 33,3% de ellos tenga a comerciantes ambulantes a su alrededor.

Pero tampoco nos conforma que 4 de cada 10 comerciantes víctimas de delitos no denuncie los ataques de la delincuencia.

Los resultados de la encuesta reafirman nuestra convicción de poner la seguridad como un tema importante de nuestro trabajo para convertir a Puerto Montt en una ciudad más amigable, segura e inteligente. Llevamos varios años insistiendo ante las distintas autoridades de todos los gobiernos nacionales, regionales y comunales; compartiendo en distintas mesas de trabajo, y haciendo ver que el combate a la delincuencia, para dar más seguridad a nuestros clientes, y a nuestros colaboradores, debe ser constante y permanente.

Pero no podemos estar solos en esta lucha. Necesitamos de la responsabilidad de la comunidad. Porque, si el robo existe y el delito existe, es porque alguien está dispuesto a comprar a comerciantes ilegales en las calles, o productos de origen desconocido. No sacamos nada con hacer esfuerzos con las policías, la Gobernación, y la Municipalidad, si existe alguien dispuesto a comprar un producto, que puede ser reducido, o que evade impuestos en su cadena de comercialización.

La invitación, como siempre, está abierta. Nadie sobra en la lucha contra la delincuencia.